Integracionenergetica

Los recursos se ejecutarían en un plazo de dos a cinco años y equivalen a un aumento de 150% respecto de ejercicios anteriores. La mayor transmisora eléctrica local compró en US$ 60 millones las líneas de Edegel, del grupo italiano Enel, en el vecino país.

Pese a los ruidos que generó en el sector eléctrico la recién promulgada Ley de Transmisión, el principal actor del sistema a nivel local, Transelec, está subiendo su apuesta en el país y, junto con ello, iniciando su expansión hacia el exterior.

“Este año vamos a tomar compromisos de inversión por algo menos de US$ 500 millones, lo que representa un crecimiento récord de 150% respecto del promedio de lo que veníamos comprometiendo en inversión en los últimos cuatro años”, anticipa Andrés Kuhlmann, gerente general de la empresa eléctrica, controlada por un consorcio canadiense liderado por Brookfield Asset Management (BAM).

Esto implica que la firma ejecutará esta inversión, que ya está a firme, en un plazo de dos a cinco años,  explica el ejecutivo. “Dentro de ese portafolio hay inversiones en el negocio regulado que bordean los US$ 400 millones, mientras que en el no regulado (para privados) la cifra es cercana a los US$ 100 millones”, detalla.

Junto a ello, revela que “el martes marcó un  hito histórico para la compañía, pues firmamos la adquisición de todo el sistema de líneas de transmisión de Edegel y su filial Chinango en Perú, con una inversión un poco superior a los US$ 60 millones. Esta es nuestra primera incursión fuera de Chile en más de 60 años de historia”.

La operación, realizada por Conelsur, perteneciente al grupo Transelec,  implica 650 kilómetros de líneas de transmisión de 220 kilovoltios (kV) y 60 kV pertenecientes a Edegel, subsidiaria del grupo italiano Enel, conocido en Chile por ser el controlador del holding eléctrico Enersis.

El gerente general de Transelec destaca que el proceso de expansión al extranjero lo iniciaron hace un año y medio, cuando decidieron explorar oportunidades de negocio en algunos países de la región, especialmente en Perú, Colombia, e inicialmente Brasil, antes de que se desatara la crisis en ese país.

“Tras esta adquisición,  seguiremos apostando por crecer en Chile, que siempre ha sido nuestro principal mercado, y buscaremos más oportunidades que puedan presentarse en Perú y Colombia, pero sobre todo en Perú”, sostiene Kuhlmann.

¿Por qué Perú? Según el ejecutivo, debido a que en el vecino país existe un “ambiente” que promueve la inversión extranjera, a lo que suma que existen “muy buenas expectativas sobre la llegada de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) al gobierno”. Además, señala que el sector eléctrico de ese país es similar al chileno.

De acuerdo a cifras del Ministerio de Energía y Minas de Perú, a fines de 2014 el sector tenía 21.589 kilómetros de líneas de tranmisión, con niveles de tensión superiores a 30 kV, considerando los dos mayores sistemas.

Mientras, según el Ministerio de Energía de Chile, al cierre de 2015 el sistema de transmisión troncal agrupaba 16.609 kilómetros de líneas.Transelec lidera el sector con  9.560 kilómetros de líneas de simple y doble circuito y cuenta con 57 subestaciones. En el Sistema Interconectado Central (SIC) posee el 80% del total de las líneas de transmisión del sistema troncal, en tanto, en el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) es propietaria del 100%.

LAS OTRAS INVERSIONES

El desembolso que comprometió la mayor transmisora local en proyectos regulados contempla las licitaciones que se adjudicaron en el troncal Changos-Kapatur, sistema de transmisión que refuerza el eje Mejillones-Nueva Crucero. Esta iniciativa ahora se encuentra en la etapa de estudio ambiental, precisa Kuhlmann.

Otra inversión es la línea Pichirropulli- Puerto Montt y la subestación Puerto Montt, proyecto de ampliación troncal que le compraron a Abengoa hace algunos meses.

Respecto de los proyectos no regulados, donde está incluida la adquisición en Perú, estos además consideran la compra de una línea de Enel Green Power en la zona norte, correspondiente a un proyecto de generación de energía renovable.

Además, se acordó recientemente con la empresa Mainstream el desarrollo del proyecto de conexión en la subestación Maitencillo, para su proyecto eólico Sarco, cuenta el ejecutivo.

21 de julio de 2016