PlantaFV

Contará con una capacidad instalada de 110 MW y que estará situada en la comuna de Colina.

SunEdison anunció que aseguró el financiamiento y dio comienzo a la construcción de la planta de energía solar fotovoltaica “Quilapilún”, que contará con una capacidad instalada de 110 MW y se levantará en la comuna de Colina, Región Metropolitana.

Una vez completada, se convertirá en la mayor planta de SunEdison en América Latina y en el primer proyecto fotovoltaico a gran escala situado en las proximidades de Santiago.

La energía producida por la planta se venderá al mercado regulado a través de acuerdos de adquisición de energía (PPA) a largo plazo con compañías distribuidoras y la electricidad será inyectada al Sistema Interconectado Central (SIC) como parte de los 570 gigawatt hora (GWh) correspondientes al contrato que se adjudicó SunEdison en la última licitación de suministro de energía de diciembre de 2014.

“Este proyecto representa nuestra primera planta solar en la Región Metropolitana y contribuye a avanzar en nuestro posicionamiento como líderes del mercado de las Energías Renovables No Convencionales en Chile”, afirmó Carlos Barrera, vicepresidente de SunEdison para América Latina. “El costo de la energía solar se ha vuelto competitivo en relación a otras fuentes de generación de energía en el país y actualmente estamos en posición de abastecer a los consumidores del mercado regulado con energía limpia a mejores precios de lo que pagan ahora”, agregó.

Paralelamente, SunEdison cerró un acuerdo de financiamiento de deuda sin recurso por un valor de US$ 160 millones con CorpBanca, y DNB, el mayor grupo financiero de Noruega. Los fondos de este acuerdo serán empleados para financiar el desarrollo, construcción y operación del proyecto.

Se espera que la planta solar “Quilapilún” genere 242 GWh de electricidad al año, cantidad suficiente para abastecer a 117.000 hogares, a la vez que eliminará la emisión de más de 125.000 toneladas de dióxido de carbono por año, el equivalente a retirar 28.000 automóviles de las carreteras chilenas.

SunEdison había sumado previamente el proyecto “Quilapilún” a la lista de proyectos sobre los que TerraForm Power, propietario y operador mundial de plantas de energía limpia, tiene derecho de adquisición preferente. TerraForm Power tiene la intención de adquirir la planta una vez entre en funcionamiento. La interconexión está prevista para el primer trimestre de 2016.

“Este anuncio resalta la importancia del papel que juega nuestro derecho de adquisición preferente sobre los proyectos desarrollados por SunEdison en la estrategia de crecimiento de TerraForm Power”, afirmó Carlos Domenech, CEO de TerraForm Power.

Una vez concluida la construcción, la operación y mantenimiento de la planta correrá a cargo de la división de servicios de SunEdison, que ofrece servicios 24/7 de gestión de activos, monitorización y reporting a nivel mundial.