China Panel

El informe basa sus conclusiones en los resultados de la última licitación eléctrica, en la que las energías renovables irrumpieron con fuerza, generando una inédita caída en los precios.

Deutsche Bank afirma que la energía solar es ahora ya la fuente más barata de electricidad en Chile.

Esta conclusión se basa en los resultados de la última licitación eléctrica en la que las energías renovables irrumpieron con fuerza, generando una inédita caída en los precios.

El precio promedio de la licitación fue un 40% inferior a la de 2013, aunque en la industria matizan que el paquete a licitar fue chico y “los gallos de verdad se verán en 2016”, cuando se liciten 13 mil GWh/año por 20 años. El principal obstáculo sería la falta de líneas de transmisión.

En la subasta de energía de octubre los proyectos renovables ofrecieron los precios más bajos y ganaron contratos para el suministro de 1.200 gigavatios-hora de energía.

El influyente banco de inversión europeo dice que eso puede dar lugar a más de 1 gigavatio de nueva capacidad solar instalada en Chile este año, lo que ayudará al país a alcanzar un objetivo establecido en 2014 por el Gobierno, de tener 45% de su capacidad instalada alimentada por fuentes renovables.

El analista de Deutsche Bank hace hincapié en que tres generadoras de energía solar ofrecieron vender energía por US$65 a US$68 por megavatio-hora en la subasta. Dos parques eólicos ofrecieron US$79 por megavatio-hora, y una planta termosolar con almacenamiento ofreció energía a US$97. Las a carbón ofertaron a un precio de US$85 en la misma licitación.

El informe explica que en las subastas de energía de Chile, las generadoras ofrecen proporcionar una cierta cantidad de capacidad a un precio determinado, sin decir qué tipo de planta de energía están planeando construir. Las ofertas se muestran de la más barata a la más cara, y las empresas de distribución eligen las ofertas de más bajo costo disponibles hasta alcanzar su capacidad prevista.

El informe de Deutsche Bank se basó en información recopilada de los participantes.

Treinta y una empresas participaron en el evento del 23 de octubre y el precio promedio de las ofertas ganadoras fue $ 79.30 un megavatio-hora, 40% menos que una subasta similar en 2013. Las centrales deben entrar en funcionamiento para 2017. Cabe mencionar que las ERNC se ganaron todos los contratos.

Líneas de transmisión

El análisis de Deutsche Bank señala que mientras que la demanda de energía solar en Chile seguirá siendo fuerte, el crecimiento puede verse obstaculizado por el limitado acceso a las líneas de transmisión.

El informe estima que las instalaciones solares se reducirán en un 50% a 500 megavatios en 2016, para luego caer a 400 megavatios en 2017.

“Todos los mejores espacios para proyectos de energía solar en general, ya se han usado”, dice el informe. “Chile ha aprobado 2,1 gigavatios de proyectos, pero no tiene ningún lugar para ponerlos”, apunta.