Recursosnaturales

Según la OCDE, la explotación de recursos naturales en Chile genera contaminación atmosférica en zonas urbanas, escasez y contaminación de agua, pérdida de agua y una gran vulnerabilidad al cambio climático.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advirtió hoy que “el modelo económico chileno, basado en los recursos naturales”, está llegando a su límite”.

Así lo pone de manifiesto un informe de este organismo titulado “Segunda Evaluación del Desempeño Ambiental”, que fue presentado ayer jueves en Santiago en un acto que tuvo lugar en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y que contó con la participación del ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier.

“Chile es una potencia económica de América Latina, y la pregunta de los próximos 25 años es si podrá mantener ese crecimiento protegiendo al mismo tiempo su base de activos ambientales”, señaló Simon Upton, máximo responsable de la Dirección de Medio Ambiente de la OCDE.

El cobre, la pesca, la agricultura y silvicultura son los recursos naturales que Chile explota en gran medida, según el informe del organismo intergubernamental que reúne a las 34 economías más desarrolladas del mundo.

Esta situación, detalla el estudio de la OCDE, genera contaminación atmosférica en zonas urbanas, escasez y contaminación de agua, pérdida de agua y una gran vulnerabilidad al cambio climático.

Y a pesar de que un tercio de la necesidad energética total de Chile se cubre con fuentes de energías renovables, sin embargo, las emisiones de gases de efecto invernadero y leña aumentaron un 23 % entre el 2000 y el 2010.

En 2015, Chile se comprometió a reducir en quince años la intensidad de sus emisiones en un 30 % respecto de 2007, y en un 45 % como máximo si dispone de financiación internacional.

Pero para alcanzar estos objetivos, “tendrá que ir más allá del enfoque fragmentado que ha caracterizado hasta ahora su política climática y esclarecer las responsabilidades institucionales en materia de mitigación del cambio climático y adaptación a él”.

22 de julio de 2016