Abengoa

De acuerdo al informe preliminar de licitaciones preparado por la CNE la energía requerida entre 2021 y 2041 sería 10% menor a la estimada inicialmente. Se licitarían unos 12.500 GWh/año, y no los 13.750 GWh/año informados inicialmente.

Vientos de cambios se sienten al interior del proceso de licitación eléctrico que lleva adelante la Comisión Nacional de Energía (CNE), tras la emisión del Informe Preliminar de Licitaciones.

Si bien desde el organismo advierten que serán solo “ajustes formales” con “ningún cambio de fondo” y que nada estará escrito sobre piedra hasta mediados de mayo cuando se emitan las bases de licitación, lo cierto es que el proceso podría sufrir un cambio sustancial al informado en un principio. Específicamente habrían modificaciones en la cantidad de energía ofertada y habría un aumento de las boletas de garantías.

Al comienzo, el organismo eléctrico señaló que en el próximo proceso de licitación pública para abastecer los consumos energéticos de clientes regulados -proceso 2015/01- que se realizará en julio próximo se ofertarían  unos 13.750 GWh/año, equivalente a un tercio del consumo de los consumidores del sistema SIC-SING.  Sin embargo, esta podría ser recortada como consecuencia de una baja en la demanda.

Esta licitación -cuyo diseño, coordinación y dirección está a cargo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), en el marco de la nueva ley de licitaciones N°20.805- permitirá obtener contratos de largo plazo -por 20 años- a las empresas generadoras que resulten adjudicadas, y abastecerá las necesidades de energía de los clientes regulados del SIC y SING a partir del año 2021.

Este concurso es muy esperado tanto por los generadores convencionales como por los renovables, ya que será la oportunidad para renovar buena parte de los contratos o adjudicarse un bloque en el caso de que un proyecto específico no tenga un contrato PPA (power purchase agreement).

Sin embargo, dicho proceso está pronto a sufrir  modificaciones.

El primero de ellos es que se reducirá la cantidad de energía a ofertar. Esto, dado los menores consumos proyectados ligados a una menor actividad económica.

Según el  Informe preliminar de licitaciones preparado por la CNE en el marco de la preparación de los antecedentes para dar inicio al proceso licitatorio, la energía requerida entre 2021 y 2041 sería 10% menor a la estimada inicialmente, lo que significaría que se ofertarían unos 12.500 GWh y no los 13.750 GWh que se habían indicado anteriormente.

Sin embargo, dicha estimación es preliminar. Se deberá esperar el envío de un informe oficial, previa presentación de las observaciones técnicas por parte de las empresas distribuidoras y de generación.

“Nosotros enviamos el informe preliminar de licitaciones, en el cual se hace algún ajuste de la proyección de demanda. Estamos esperando las proyecciones de las empresas y en base al informe final de licitaciones que deberíamos tener la primera semana de mayo vamos a tomar un definición respecto a si es necesario un ajuste en el tamaño de la licitación. No debería variar más de un 10%”, dijo el  secretario ejecutivo de la CNE, Andrés Romero, a PULSO.

Tal como se había adelantado, y con el objetivo de evitar especulaciones, otra de las modificaciones que se introducirán en el concurso será en los montos de las boletas de garantía. “Habrá una modificación a las bases de licitación, esa modificación deberíamos publicarla la primera quincena de mayo. Dentro de los cambios que vienen habrá un aumento en las boletas de garantías para efectos de concretizar los proyectos que se ofrecen en la licitación”, dijo Romero.

28 de abril de 2016