Pila Reloj

La empresa Luch, que forma parte de la corporación estatal rusa Rosatom, sacó a la luz el diseño compacto de una fuente de alimentación basada en el isótopo radiactivo níquel-63. La maqueta se presentó al público en el foro Atomexpo 2017.

Las propiedades del níquel-63 (Ni-63) lo convierten en una base muy cómoda para pequeñas y seguras fuentes de alimentación que no requieren mantenimiento y sirven durante no menos de 50 años.

Estas baterías se pueden utilizar en diversos campos, como la medicina, la industria aeroespacial, así como en zonas de difícil acceso y en condiciones extremas.

El níquel-63 no existe en la naturaleza. Se produce por radiación con neutrones del isótopo níquel-62 en un reactor nuclear mediante un procesamiento radioquímico y la separación en una centrifugadora de gas.

Fuente: Sputnik News

Foro Atomexpo

29 de junio de 2017