FV National Geographic

La capacidad fotovoltaica solar está expandiéndose en todo el mundo y según un reciente informe, podría triplicarse en la próxima década.

Impresionantes extensiones desérticas de paneles y espejos proclaman el crecimiento de la energía solar, pero la siguiente oleada de energía renovable no estará confinada a la polvorienta tierra de nadie. A la vez que los investigadores encuentran nuevos medios para crear dispositivos solares más pequeños, transparentes y adherentes, casi cualquier superficie bajo el sol se convierte en blanco potencial para la energía limpia.

La capacidad fotovoltaica solar está expandiéndose en todo el mundo y según un reciente informe, podría triplicarse en la próxima década.

Estos son algunos de los métodos menos convencionales que podrían acelerar ese crecimiento:

Anoraks y otras prendas de uso

Es probable que en el futuro no tengas que buscar un cargador telefónico cuando salgas de casa; para entonces, lo llevarás puesto. Hace décadas existen los relojes solares, pero ahora varias compañías están instalando paneles en cualquier cosa, desde rastreadores de acondicionamiento físico cubiertos con cristales Swarovski hasta en prendas como un anorak (impermeable) presentado recientemente, el cual incluye un bolsillo solar que puede cargar un smartphone en dos horas, informa la diseñadora holandesa Pauline van Dongen. Por lo pronto, es difícil conseguir prototipos como el anorak, aunque abundan las opciones de mochilas solares.

Golf obsoleto

El menguante interés en el golf ha ocasionado al cierre de muchos campos, pero las malas noticias para el deporte son potencialmente buenas para desarrolladores solares que buscan espacios abiertos en áreas densamente pobladas de países como Japón, donde existen proyectos para, al menos, cuatro plantas solares en campos de golf abandonados.

Caminos y senderos

En 2014, una pareja de Idaho lanzó la iniciativa Solar Roadways para sustituir el asfalto por paneles solares, provocando enorme interés (su video promocional en YouTube ha sido visto 20 millones de veces) y bastante escepticismo. Si bien el concepto sigue en desarrollo, sus “pavimentadores solares” están apareciendo por todas partes.

Tapizado parcialmente con celdas fotovoltaicas recubiertas con vidrio templado, SolaRoad, sendero de 100 metros en las afueras de Ámsterdam, generó 3,000 kilowatts/hora de electricidad entre octubre 2014, mes en que fue inaugurado, y mayo 2015. Una cantidad pequeña, ciertamente –cerca de un tercio del promedio que consume un hogar estadounidense típico durante un año-, pero es más de lo que la compañía esperaba y demuestra su potencial para aplicaciones futuras.

Otra manera de generar energía en el pavimento es aprovechar la que producen las pisadas. El concepto, llamado piezoelectricidad, se ha probado en las aceras de Toulouse, Francia, en un centro comercial de Sidney y (por supuesto) en centros nocturnos.

En el agua

Los paneles también pueden flotar. Ya hay instalaciones sobre las aguas residuales de una planta de tratamiento en el sur de Australia y en un embalse al oriente de Tokio, Japón. Esta última, que quedará terminada en la primavera de 2016 y generará suficiente energía para electrificar casi 5,000 viviendas, está integrada por paneles resistentes a la corrosión. Como prevención de condiciones climáticas extremas, los paneles también fueron sometidos a pruebas que simularon vientos muy fuertes.

Vertederos

Sitios que antaño contenían basura o desechos tóxicos ahora ofrecen el potencial de convertirse en plantas de energía renovable. Por ejemplo, la población de Bridgeport, Connecticut proyecta colocar 9,000 paneles solares en un viejo vertedero para crear una capacidad eléctrica de 2.2 megawatts.

Ventanas y teléfonos

Es posible que jamás veamos los ejemplos más asombrosos de la nueva tecnología solar. Novedosos materiales prometen capturar la energía del sol sin perder su transparencia, permitiendo utilizarlos en ventanas, teléfonos y otros dispositivos electrónicos pequeños. Como dijo a principios de año Miles Barr, director ejecutivo y cofundador de la startup transparente-solar Ubiquitous Energy: “Deje volar su imaginación. A la larga, esto estará virtualmente en todas partes”.