Planta Geotermica

La empresa explicó que la operación ha sido posible gracias a su filial Enel Green Power North America.

La empresa italiana de energías Enel anunció el inicio de las actividades de la primera central industrial de gran envergadura con tecnología geotérmica-hidroeléctrica integrada en Cove Fort, en Utah (EE.UU.).

La italiana explicó que la operación ha sido posible gracias a su filial Enel Green Power North America (EGPNA) que en Cove Fort cuenta con un generador vertical completamente sumergible en un pozo de inyección geotérmico, que combina la energía geotérmica con la hidroeléctrica en el mismo sitio.

Los resultados de la fase de experimentación inicial, que tuvieron lugar entre julio y septiembre de 2016, evidencian cómo utilizando un generador hidroeléctrico en un pozo de inyección geotérmica es posible aumentar la producción de 1.008 megavatios/hora (MWh) durante esos meses, según la nota remitida a los medios.

Enel señala que “el generador innovador captura la energía producida por el reflujo del agua en la tierra para generar electricidad adicional, además de controlar mejor el flujo de solución salina en el terreno”.

“La presencia del generador crea una presión en contra del flujo, reduciendo la turbulencia y minimizando la probabilidad de daño potencial para el pozo. El resultado es una innovación sin precedentes que podría reducir los costos de operación y mantenimiento, al tiempo que ofrece la oportunidad de generar ingresos adicionales”, agrega.

El responsable de Enel Global Renewable Energies, Francesco Venturini, explicó que “la entrada en ejercicio de esta tecnología es una novedad mundial y representa un hito para el sector geotérmico”, y apuntó a que demostrar una vez más el compromiso de Enel “con la innovación y la eficiencia energética”.

Además, opinó que es una “solución innovadora que mejora la energía renovable” y afirmó que la intención del grupo es “ampliar su uso al resto de instalaciones” a nivel mundial.

Cove Fort es la segunda central eléctrica híbrida de EGPNA en iniciar su funcionamiento en los Estados Unidos.

Con una capacidad instalada di 25 MW, Cove Fort comenzó a operar en 2013 y en la actualidad genera hasta 160 Gigavatios/hora (GWh) de energía al año, lo que permite satisfacer las necesidades de más de 13.000 hogares.

Además evita la emisión a la atmósfera de cerca de 115.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

14 de diciembre de 2016