Tronos

Un programador decidió entrenar a una red neuronal para que escriba un nuevo libro de la saga de George R.R. Martin.

Los fans de Canción de Hielo y Fuego, que es como se conoce originalmente a lo que hoy en día todos llamamos “Juego de Tronos”, pueden descansar tranquilos. Pese a los funestos y constantes augurios de que la saga quedará inconclusa si George R.R. Martin no se da un poco de prisa y muere, podrán leer un sexto libro, siempre y cuando pasen por alto que lo escribió una red neuronal.

Un fan de la literatura fantástica y de Juego de Tronos está harto de esperar y tomó cartas en el asunto: creando una red neuronal en github, la entrenó y enseñó todo el mundo de la saga y la puso o a trabajar incesantemente para que escriba un nuevo libro.

Es algo que suena muy complicado, y realmente lo es. Una red neuronal es una pequeña inteligencia artificial -IA-, una más limitada que las que están previstas que gobiernen nuestros teléfonos móviles y vehículos en el futuro; pero que aún así puede tomar ciertas decisiones gracias a sus algoritmos que las permiten imitar la forma en la que piensa un ser humano.

De este modo, esta red neuronal consiguió escribir cinco capítulos de un nuevo libro de Juego de Tronos. Eso sí, tienen unos giros de guión que nadie se esperaba: Sansa Stark ahora es Sansa Baratheon, apareció un nuevo protagonista denominado “Barbaverde”, Varys envenenó a Daenerys y ha muerto, Ned Stark está vivo, John Nieve es un Lannister y monta en dragón y, lo más grave de todo, Hodor aprendió a hablar con normalidad. Está claro que la red neuronal necesita más entrenamiento.

Las redes neuronales y las inteligencias artificiales son la gran tecnología del momento y todas las grandes empresas están invirtiendo en ellas o construyéndolas por su cuenta. En pocos años, podrán editar fotos por su cuenta, ayudar en el diagnóstico de enfermedades o conducir automóviles por nosotros.

Esto ha hecho que otros se preocupen bastante por el asunto, como Elon Musk, quien piensa que hay que regularlas ya mismo. No les falta razón, pues Facebook tuvo que desconectar hace no mucho una IA porque se comunicaba en un idioma propio, pero si una máquina consigue acabar un libro de Juego de Tronos decente antes que su propio autor, quizá la imagen que se tiene sobre ellas mejore mucho.

Fuente: El Mundo

24  de agosto de 2018