Fotovoltaica Eolica

Las potencias del G-20 produjeron 8% de la electricidad desde centrales de energía ecológica, en 2015.

El porcentaje de electricidad que están generando las 20 principales economías del mundo a partir del sol y el viento ha aumentado más de 70% en cinco años, según las últimas cifras dadas a conocer.

En una señal del alejamiento de los combustibles fósiles que está empezando a surgir en algunas regiones, los países del G-20 produjeron colectivamente el 8% de su electricidad desde parques solares, eólicos y otras centrales de energía ecológica en 2015, comparado con el 4,6% en 2010.

Siete miembros del G-20 ahora generan más del 10% de su electricidad a partir de estas fuentes, en comparación con las tres economías que lo hacían en 2010.

Estos siete están encabezados por Alemania, sede de la Energiewende, un cambio de política hacia la energía verde. Las energías renovables representan el 36% de su mix de electricidad, según datos compilados para el Financial Times por el grupo de investigación de Bloomberg New Energy Finance (BNEF).

El Reino Unido, Italia y Francia generaron más de 19% de su electricidad a partir de fuentes de energías renovables, mientras que Australia y Brasil alcanzaron el 11% y el 13%, respectivamente. Para los 28 miembros de la UE, el incremento promedio fue de 18%.

Las cifras no incluyen la energía hidroeléctrica, una de las más antiguas fuentes de energía renovable.

En lugar de ello, los datos ponen de manifiesto el crecimiento de nuevas formas de energía verde, como los parques solares y eólicos que han sido fuertemente subvencionados en muchos países mientras los gobiernos tratan de combatir el calentamiento global.

Este crecimiento ha sido especialmente llamativo en el Reino Unido, que generó 24% de su electricidad a partir de estas fuentes renovables el año pasado en comparación con sólo el 6% en 2010.

Sin embargo, los combustibles fósiles siguen dominando el suministro de electricidad en muchos países, incluyendo Estados Unidos y China, dos de los defensores más poderosos del acuerdo sobre cambio climático de la ONU que se firmó en París en diciembre pasado.

China es el mayor mercado mundial de la energía limpia, y representa casi un tercio de los u$s 329.000 millones que se invirtieron en energía limpia en todo el mundo el año pasado, en un momento en que el gobierno sigue impulsando su industria de energías renovables.

Goldwind, una empresa china, se convirtió en el mayor fabricante de turbinas eólicas en 2015, poniendo fin a los más de 30 años de supremacía que han tenido Estados Unidos y Europa en la industria.

Las empresas de paneles solares chinas hace tiempo que son líderes en el sector de energía solar.

A pesar de esto, las centrales de energía renovable como los parques eólicos y solares sólo representaron 5% de la combinación de electricidad que produjo China el año pasado, según las cifras del BNEF, porcentaje muy similar a India, México y Japón.

Esto se debe a que China agregó una “sustancial” capacidad de generación eléctrica a partir del carbón durante ese período de cinco años, explicó el analista del BNEF, Abraham Louw.

En Estados Unidos, los combustibles fósiles siguen encabezando el mix de electricidad del país. La investigación del BNEF mostró que las energías renovables no hidroeléctricas representaron sólo el 8% del total el año pasado.

Sin embargo, ese porcentaje es mucho mayor que el de Arabia Saudita y Rusia, donde el uso y la producción de nuevas energías renovables siguen siendo insignificantes.

31 de agosto de 2016