Energia Eolica

Texas es líder en el desarrollo de energía limpia, con especial prevalencia de la eólica.

Las energías renovables, incluyendo la hidroeléctrica, han estado produciendo electricidad a niveles récord en Estados Unidos desde principios de año, según los datos publicados por el Departamento de Energía de EEUU.

La generación de electricidad por parte de fuentes renovables ha superado los niveles de años anteriores en todos los meses que van de año, lo que se debe, en parte, a la mayor sequía en la costa oeste, lo que redujo la producción de energía hidroeléctrica en favor de otras fuentes, como la eólica, geotérmica, biomasa y solar.

A pesar de la reducción de la generación de hidroelectricidad, otras fuentes como la solar o la eólica están experimentando una mayor participación en la generación de energía. En marzo, las energías renovables representaron más del 1o por ciento de la generación eléctrica del país por vez primera, según los datos del Departamento de Energía.

El aumento de las energías renovables no hidráulicas, especialmente eólica y solar, ha sido responsable de la mayor parte de la nueva capacidad de generación que se ha añadido a la red eléctrica de Estados Unidos.

Texas, uno de los estados petroleros por excelencia y el segundo mayor del país, es líder en el desarrollo de energía limpia, con especial prevalencia de la eólica.

Actualmente, Texas produce la mayor potencia eólica de Estados Unidos, sumando 17.143 megavatios de capacidad instalada en más de 40 proyectos distintos. En 2015, la energía eólica representó el 11,7 por ciento de la electricidad generada en ese estado.

Un estudio realizado por el Laboratorio Nacional de Energía Renovable del Departamento de Energía (NREL) muestra que EEUU puede generar la mayor parte de su electricidad a partir de energía renovable para el año 2050.

Recursos variables como el viento y la energía solar puede proporcionar hasta aproximadamente la mitad de la electricidad en Estados Unidos.

29 de agosto de 2016