CHINA CARBON

“El valor combinado de los royectos paralizados se estima en 30 mil millones de dólares”

China suspendió 104 plantas alimentadas con carbón, según informa Greenpeace (57 de las cuales todavía no habían entrado en construcción).

La rápida expansión de las energías limpias en China ha supuesto un crecimiento en la demanda de fuentes de energía no fósil desde 2013, permitiendo la caída del carbón, señala Lauri Myllyvirta, experto de la organización en Energía.

Hasta la fecha, el regulador energético chino ha emitido 13 decisiones para 13 provincias donde se suspenden los proyectos de carbón, con el objetivo de limitar la capacidad de China de carbón de 1100 Gigavatios (GW) para 2020.

“Todavía quedan seis provincias con una significativa sobrecarga de carbón que no tienen orden de suspensión. La capacidad suspendida, 120 GW, también queda por debajo de los 150 GW previstos por China en su plan a cinco años”, señala Myllyvirta en su post.

“Parar los proyectos que ya han entrado en construcción supone una decisión dramática, con contratos firmados con empresas de ingeniería, construcción y servicios, con préstamos concertados con bancos por valor de 30.000 millones de dólares. Sin embargo, gastar dinero y recursos para terminar plantas de carbón innecesarias representaría pérdidas económicas aún mayores”, concluye Myllyvirta.

Las provincias con mayor cantidad de proyectos de centrales de carbón o a medio construir suspendidos en China son las provincias exportadoras situadas en el interior de Mongolia y de Xinjiang, al oeste del país; el antiguo bastión de carbón de Shanxi (centro) y la zonas del sur de Guangdong.

Fuente: ABC, España

30 de enero de 2017