NORTE SOL SUBIR

El proyecto se enmarca en la necesidad de energías renovables no convencionales. Para el 2025, Chile pretende que el 20% de su electricidad provenga de energías limpias.

El proyecto Cerro Dominador -una propuesta de energía renovable no convencional- inició sus operaciones en el desierto de Atacama y entregó 62 mega watt (MW) al sistema eléctrico.

La iniciativa se enmarca dentro del programa nacional para el desarrollo de energías renovables con el objetivo de proporcionar electricidad de forma más limpia a Chile, impulsando avances económicos y reduciendo la dependencia al carbón y otros combustibles fósiles.

El gerente general de Cerro Dominador, Fernando González aseguró que “estamos muy orgullosos de haber completado la primera fase de este proyecto, que es sinónimo de desarrollo sustentable. Esperamos que la totalidad del complejo solar entre en operación el 2019”. El objetivo de Chile es tener un 20% de la producción eléctrica a través de energías limpias de aquí a 2025.

El proyecto cuenta además con dos unidades que están en fase de desarrollo. La primera corresponde a un dispositivo fotovoltaico de 100 MW y un aparato termosolar de 110 MW, consiguiendo ser la primera planta termosolar en Latinoamérica. 

“Estimamos que la planta fotovoltaica estará en operación a fines del 2017 y la termosolar durante 2019”, acotó González. El proyecto utiliza mil hectáreas en pleno desierto de Atacama y el aparataje fotovoltaico constará de 392 mil paneles que captarán energía solar para ser transmitida directamente a la red eléctrica.

El complejo completo en su conjunto evitará la emisión de unas 870.000 toneladas de CO2 al año y permitirá responder a la demanda de energía de la población y de la industria gracias a la combinación de ambas tecnologías.

Fuente: Canal 13

28  de agosto de 2017