Boliviaenergialimpia

El país pretende exportar hacia 2025 cerca de 10 mil megavatios de energía, impulsado sobre todo por la ampliación de las termoeléctricas e hidroeléctricas.

El vecino país prevé producir para 2020 unos 549 megavatios de energía renovable, gracias a proyectos emprendidos en departamentos como Cochabamba, Santa Cruz, Tarija y Oruro.

Durante un recorrido este fin de semana por el parque eólico de Qollpana, en el centro del país, el Presidente Evo Morales anunció una inversión de mil 272 millones de dólares para la producción de las llamadas energías limpias: eólica, solar, geotérmica y la biomasa. Casi el 90% de la inversión está garantizada, sólo falta un 10%, dijo Morales.
La ampliación del parque de Qollpana, que ya tiene un avance de más del 90%, contempla el montaje de ocho nuevos aerogeneradores que incrementarán la potencia de tres a 27 megavatios.
El Mandatario mencionó otros proyectos eólicos en Warnes, San Julián y El Dorado; así como el de La ventolera, en Tarija.
También se refirió a los planes para generar energía solar en Uyuni, Oruro y Yunchará. La gran ventaja ahora es la estabilidad económica, aseguró el jefe de Estado.
El año pasado este país fue el segundo de mayor crecimiento en América Latina y en 2016 apunta a convertirse en el primero, con un alza del 5% del Producto Interno Bruto.
La nación sudamericana prevé convertirse en centro energético de Sudamérica y exportar hacia 2025 cerca de 10 mil megavatios de energía, impulsado sobre todo por la ampliación de las termoeléctricas y las hidroeléctricas.

16 de mayo de 2016