ElectricasBolivia

La iniciativa busca poner en marcha tres centrales termoeléctricas para efectuar el ciclo combinado, a partir del uso de gas natural.

El presidente de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) de Bolivia, Eduardo Paz, explicó que para este año se prevé invertir unos dos mil 560 millones de dólares en el desarrollo electroenergético del país.

Las erogaciones forman parte de un programa integral para incrementar las reservas de energía eléctrica y ampliar las líneas de transmisión, agregó. En declaraciones a medios locales, Paz señaló que la inversión buscará alistar tres centrales termoeléctricas para efectuar el ciclo combinado, a partir del uso de gas natural.

También se construirán líneas de transmisión como La Bélgica-Los Troncos y Warnes-Las Brechas, en el suroriental departamento de Santa Cruz, además de realizar estudios para centrales hidroeléctricas, añadió.

Según el directivo, el gobierno del presidente Evo Morales dispuso dos mil 560 de dólares para financiar tales obras.

Entre las perspectivas de inversiones se encuentra la construcción de la central hidroeléctrica Icona-Ambrosía-Santa Bárbara, en la cuenca Corani del central departamento de Cochabamba, la cual se prevé comenzar en marzo.

Asimismo, se adjudicará la construcción de la planta hidroeléctrica Banda Azul en el mismo territorio, además de impulsar la instalación de cuatro centrales de energía solar, dijo.

“Esperamos incorporar las centrales de Uyuni y vamos a arrancar con los programas de ciclo combinado, que entrarán en funcionamiento en un plazo de 24 meses”, subrayó.

De acuerdo con el titular de ENDE, con los proyectos financiados este año se prevé incorporar alrededor de mil 100 megavatios (MW) de electricidad al Sistema Integrado Nacional.

Estos proyectos se enmarcan en la voluntad del Estado de convertir a esta nación andina en centro energético de Sudamérica mediante el aprovechamiento de sus recursos naturales y la firma de convenios con países de la región como Argentina y Brasil para exportar energía.

La demanda interna de electricidad en Bolivia es de mil 360 MW, mientras que la oferta asciende a mil 940 MW, un excedente de casi 600 MW, precisan datos de ENDE.

2 de marzo de 2016